50 AÑOS DE ROCK EN LA ARGENTINA



 MARCELO FERNANDEZ BITAR

1ra. Edición: 2015
Editorial: Editorial Sudamericana  
Prólogo: Luis Alberto Spinetta
              Adrián Dargelos



El rock en la Argentina celebra su cumpleaños número 50 y esta es su historia. 
Autor de un libro mítico e inconseguible de 1987 (reeditado en 1993 y 1997), Marcelo Fernández Bitar agrega información y testimonios recopilados a lo largo de toda su carrera como periodista especializado, para ofrecer la obra definitiva sobre la música más popular de la Argentina, esa que, como dice Adrián Dárgelos en su prólogo, es capaz de pelearle "el lugar en el airplay al estilo que se esté imponiendo". 

Aquí están todos los nombres y todos los hechos, año a año. ¡Y todos los discos! 
Porque, además de ser un relato cronológico impecable e implacable sobre la construcción de esa enormidad multiforma llamada "rock nacional", incluye la discografía completa de estas cinco décadas. 

Un ejemplar único y enorme, para recordar, para descubrir y para que el rock jamás baje el volumen. Un clásico remasterizado.

"El rock aquí es todo ese sentido que, como felicidad o angustia, transgrede permanentemente un delgado hilo de la realidad argentina, aun a costa de que al crecer luego uno se sienta como un turista marciano." Luis Alberto Spinetta (de la Introducción a la primera edición, 1986)

 "Este libro intenta registrar la historia de las ediciones y apariciones en escena de los músicos y sus discos, lo que compone al rock nacional. Esta titánica tarea es una edición que conmemora 50 años de rock nacional." Adrián Dárgelos




EL AUTOR

Paradójicamente, Marcelo Fernández Bitar, periodista especializado en rock argentino, nació en Estados Unidos.
Fue editor de espectáculos en los diarios El Cronista, Perfil, Crítica y en Tiempo Argentino, donde trabaja en la actualidad. También colaboró en La Nación, Clarín y Página/12. 
Con un entusiasmo que no lo ha abandonado desde su irrupción en el panorama periodístico, en la mítica revista Canta Rock plena primavera alfonsinista, Fernández Bitar trabajó en todas las publicaciones musicales que merecen ser recordadas, desde Pelo y Rock & Pop hasta La Mano, de la que fue jefe de redacción. 

Fue productor periodístico de programas de rock insignias como La Cueva, Rocanrol, Volver Rock y Elepé. 
Corresponsal en Argentina de la revista Billboard, publicó su Historia del Rock en Argentina en 1987, edición que ampliaría en 1993 y 1997: un trabajo monumental que encuentra su versión definitiva recién hoy, con casi veinte años de historia agregada. 
Publicó además Soda Stereo, la biografía en 1990, y en 2007 acompañó a Gustavo Cerati, Charly Alberti y Zeta Bosio durante los conciertos del regreso del grupo para escribir Soda Stereo. Diario de gira (Sudamericana, 2008).
(N. de la R.: Todos libros, que figuran reseñados en este blog)

LUCA PRODAN - Libertad divino tesoro

 
OSCAR JALIL

1ra. Edición: 2015
Editorial: Planeta
Prólogo: Andrea Prodán

Libertad divino tesoro es un viaje hacia el interior de la leyenda de Luca Prodan. La travesía coral que se inicia antes de su llegada al mundo y atraviesa el mito con imágenes inéditas y decenas de testimonios exclusivos.

De Roma a Traslasierra, de Londres a Hurlingham, Oscar Jalil asumió durante cuatro años una tarea que de entrada parecía imposible: viajar tras los pasos de Luca para invocar la memoria colectiva de aquellos que lo conocieron de cerca. La enorme mayoría coincide en que el paso de Luca por sus vidas fue un tornado que las cambió para siempre.
Como nunca antes, son las voces de su entorno más íntimo –incluso las de sus fans anónimos–, las que develan el misterio de sus aspectos menos conocidos, su modo humano de ser una estrella de rock y el legado atemporal de Sumo.

Las aventuras del padre en China, los recuerdos de su hermano en Italia, sus vivencias punk en Inglaterra, los excesos, la vida rural en Córdoba, sus discos favoritos, el under porteño, la guerra de Malvinas, Sumo y sus ramificaciones, sus novias, sus acólitos, sus compañeros de copas, las incógnitas acerca de su muerte.

Una investigación única que abre las puertas del universo paralelo del hombre que en la búsqueda de su propia redención cambió para siempre al rock argentino.


EL AUTOR

Oscar Jalil nació en Mendoza en enero de 1962 y vive en La Plata desde hace años. Es periodista y crítico musical, colaboró con el diario El Día y a partir de 1996 dirigió en esa publicación el Suplemento Joven. A mediados de los años 90 formó parte de La Conspiración, produciendo espectáculos de rock y participando en la fundación de la revista Bongó. Colaboró en los medios especializados Los Inrockuptibles, La Mano y Zona de Obras, y en los diarios Clarín y Página/12. Escribe en Rolling Stone desde 2002. Entre 2008 y 2012 dirigió el Centro Cultural Islas Malvinas y en la actualidad musicaliza y conduce en FM Universidad de La Plata. 
En 2000 compiló la antología de rock platense de los años 90 Versión tinta. Libertad divino tesoro es su segundo libro.

YO TOQUE EN CEMENTO - La historia por sus protagonistas

 
 SEBASTIAN DUARTE

1ra. Edición:
2015
Editorial: Ediciones Del Pollo
Prólogo: Sebastian Duarte

Yo toqué en Cemento (la historia por sus protagonistas) es un trabajo que reúne reportajes a artífices de la escena musical entre mitad de los años 80 y 2004, dentro del recinto que fue de Omar Chabán.
Son las voces de los músicos con las que el desaparecido boliche retoma vida, a través de recuerdos de los años que les tocó transitar por allí, para forjar sus propias carreras. Adrián Dárgelos (Babasónicos), Gustavo “Chizzo” Nápoli (La Renga), Ricardo Iorio (Hermética / Almafuerte), Gustavo "Pelado" Cordera (ex Bersuit), Cristian Aldana (El Otro Yo), La Mona Jiménez, Guillermo Bonetto (Los Cafres), Semilla Bucciarelli (ex Redonditos de Ricota), Pablito Molina (ex Todos Tus Muertos), Diego Frenkel (ex La Portuaria), Ciro Pertusi (ex Attaque 77), Andrés Calamaro (ex Los Rodriguez), el Mosca (2 Minutos) y Alejandro Kurz (El Bordo), entre otros tantos, son quienes relatan sus propias vivencias dentro de Cemento, además de revelar anécdotas y momentos desconocidos sobre sus bandas de origen. 
Este es un libro netamente de entrevistas: mano a mano con el periodista Sebastián Duarte. Además, el autor aporta como plus un paralalismo del contexto social en los distintos momentos que atravesó el local de Omar Chabán.

Algunos datos desconocidos que aparecen en el libro: Chizzo Nápoli cuenta que era plomero y que después de tocar en Cemento tuvo que ir destapar una cloaca. O por ejemplo, el caso de Roy Quiroga, baterista de Ratones Paranoicos, vendía café en el centro comercial de Liniers y tenía dos hijos y había que llevar el billete a casa. Salía de Cemento y se iba a preparar los termos de café para vender.

Yo toque en cemento es el 7mo libro escrito por Sebastián Duarte.



EL AUTOR


Periodista y escritor. Diario La Razón, Cerdos & Peces, El Expreso Diario, revista Pronto, revista Mavirock, revista Rocanrol, revista La Otra arte y pensamiento, en Canal 5 de Lanús Telecreativa (condujo y produjo La esquina del rock independiente), Supernova ex FM de Radio Nacional, colaboraciones en Rolling Stone y Clarín Espectáculos. Participación en FM La Tribu, verano del 2010 (programa Antojo) y La Otra Radio. Labores en prensa y difusión para grupo de rock La Doblada y Bersuit Vergarabat. En la actualidad es Director de Músicas del Mundo, revista de arte y culturas; por otro lado, en 2010 formó parte de Mi Genio Rock (Radio Cooperativa, 770 AM). En 2011, formó parte de plantel de la radio tbn. Colaboró en el diario Tiempo Argentino (Espectáculos y Cultura). Duarte también emprende proyectos como escritor: Es autor de los libros Ricky de Flema, el último punk (Ediciones Baobab, 2005 -reediciones a partir de 2012 a través de Ediciones Del Pollo-), La Constitución Travesti (Distal ediciones, 2009), Pink Floyd, Derribando muros (Distal 2012), Madonna, Reina Material (Distal, 2012), The Cure: La Leyenda Dark (2013)y Mujeres Perras (Ediciones Del Pollo, 2013).

RICKY DE FLEMA - EL ULTIMO PUNK

 
 SEBASTIAN DUARTE
1ra. Edición: 2005
Editorial: Ediciones Baobab
Ultima Edición: 2015
Editorial: Ediciones Del Pollo
Prólogo: Sebastian Duarte

En el mítico compilado Invasión 88, primer registro conjunto de bandas punk en Argentina, había un tema especialmente rabioso. Se llamaba “Cáncer” y el estribillo decía: “Cáncer, tengo tengo cáncer/ quiero quiero cáncer/ voy a morir de cáncer” y el cantante rugía y escupía las palabras de una forma que justificaba el nombre de la banda: Flema.

Desde entonces, con idas y venidas, innumerables cambios de integrantes e intensidades varias, el grupo se convirtió en una leyenda del sur del conurbano, y por un tiempo fueron los favoritos de Cemento; los más salvajes de la escena punk, en varios sentidos los más destacables por influencias musicales y una desazón irreproducible, sólo comparable a la de el grupo marplatense Loquer? y todo gracias a la personalidad, el incendiario carisma y el talento de su líder y alma mater, Ricky Espinosa.

El libro de Sebastián Duarte ”Ricky de Flema: El último punk” tiene una urgencia a la altura del personaje que retrata.
Construido con obsesivo detalle en cuanto al material de archivo, con letras y entrevistas a amigos (como Cristian Aldana de El Otro Yo, en una charla brutalmente sincera), compañeros de banda y hasta algunos famosos que frecuentaron a Ricky (desde Ricardo Iorio hasta Mario Pergolini) hay algo de necesidad de registro de una escena y una época; porque no sólo es fascinante el fugaz y en ocasiones brutal recorrido de Ricky, sino también esos bares de Avellaneda, las calles y comisarías de Valentín Alsina, las reuniones de jóvenes punks que se llaman Cabezón o Juan Falopa en Plaza Alsina, llegados desde Dock Sud o Gerli.
Ricky, músico intuitivo, frontman desprejuiciado que no temía maquillarse o incluso dejarse retratar con pins que decían "gay power", aparece en estas páginas en toda su complejidad: débil, voraz, adicto, romántico, querible, francamente insoportable, autodestructivo y teatral hasta la sordidez.
Los amigos ofrecen testimonios como éstos: "Una vez fue al puntero y le dijo: ¡Dame todo! ¡Quiero todo!?. Le dieron merca, pepa, faso. Después fue a la esquina y vomitaba.
Decía: A ver qué comí?. Y se lo volvía a tragar".

Pero además de la vida bandida, Duarte se ocupa de remarcar la importancia musical de Ricky: su trabajo en Flemita, un grupo que insólitamente grababa y tocaba temas de bandas punks casi desconocidas a modo de desinteresada difusión, o el gran logro de Vida espinosa (1999) su disco solista, autobiográfico y una de las obras más extrañas del rock nacional.

Ricky falleció a los 34 años el 30 de mayo de 2002: se arrojó de la ventana de un 5º piso de un monoblock en el Barrio Güemes: antes, había estado jugando a la Playstation y tomando alcohol fino.
Fue velado en el patio de la casa de su hermano, en Gerli, porque los dueños de la casa funeraria le cerraron la puerta a la familia por temor a desmanes? de sus fans.
Todos los 30 de mayo aún se reúne gente ante el nicho que guarda sus restos en el Cementerio de Avellaneda.

EL AUTOR

Periodista y escritor. Diario La Razón, Cerdos & Peces, El Expreso Diario, revista Pronto, revista Mavirock, revista Rocanrol, revista La Otra arte y pensamiento, en Canal 5 de Lanús Telecreativa (condujo y produjo La esquina del rock independiente), Supernova ex FM de Radio Nacional, colaboraciones en Rolling Stone y Clarín Espectáculos. Participación en FM La Tribu, verano del 2010 (programa Antojo) y La Otra Radio. Labores en prensa y difusión para grupo de rock La Doblada y Bersuit Vergarabat. En la actualidad es Director de Músicas del Mundo, revista de arte y culturas; por otro lado, en 2010 formó parte de Mi Genio Rock (Radio Cooperativa, 770 AM). En 2011, formó parte de plantel de la radio tbn. Colaboró en el diario Tiempo Argentino (Espectáculos y Cultura). Duarte también emprende proyectos como escritor: Es autor de los libros Ricky de Flema, el último punk (Ediciones Baobab, 2005 -reediciones a partir de 2012 a través de Ediciones Del Pollo-), La Constitución Travesti (Distal ediciones, 2009), Pink Floyd, Derribando muros (Distal 2012), Madonna, Reina Material (Distal, 2012), The Cure: La Leyenda Dark (2013)y Mujeres Perras (Ediciones Del Pollo, 2013).

CRONICAS DE LOS XAWKS

 
 RO ALVAREZ
1ra. Edición: 2015
Editorial: Ediciones Ruta 2
Prólogo: Ro Alvarez


Hoy asistí a la presentación del libro Crónica de Los Xawks”, escrito por Ro Álvarez, en el Café La Poesía, en el barrio de San Telmo.

Los Xawks fueron un grupo de amigos que se conocen en los primeros años de la escuela secundaria y deciden constituir un grupo musical para tocar rock.
Viven esos años con ese fin y prácticamente sus actividades tienen como prioridad el conjunto. El libro quiere mostrar cómo los Xawks, además de un grupo musical, fue en cierta medida una forma de estar, un espacio donde se desenvolvieron, sin demasiadas limitaciones, Víctor, Luis, Ro, Berto y luego Tico. 

Esta Crónica no pretende ser un manual de historia de los años sesenta, pero sí contar cómo se desarrollaron los Xawks y sus integrantes en esos años. Cómo pensaban, qué hacían y el resultado de su producción: sus canciones, desde las que fueron grabadas para el sello discográfico Mandioca, hasta las que permanecen inéditas.
Es en Buenos Aires donde a mitad de la década de los sesenta se consolida el rock en castellano, que luego se llamará música progresiva y con el tiempo rock nacional, donde los Xawks quedaron enmarcados


Los Xawks son un grupo oriundo de la ciudad de Buenos Aires formado por compañeros de escuela de la zona de Caballito y Flores.

Inician sus actividades en 1963 como cuarteto sin Tico Vázquez quien se incorpora en 1968, la banda tenia como marco distintivo las letras de sus temas que eran muy poéticas y elaboradas con buenos arreglos vocales y lo justo a nivel musical. 
El nombre se pronuncia "Jauks" y no tiene ningún significado en particular.

El primer simple llega a principios de 1969 por el sello Opus, subsidiaria de Atlantic. 
Se edita sin arte de tapa pero lo acompaña una hoja hecha con mimeógrafo u offset con las letras de los dos temas ("Decepción" / "Pedro nadie, mi hermano"). La revista Pinap (N° 16 de Julio de 1969) hace un pequeño comentario sobre este disco y una foto con integrantes de otros grupos del momento.

A mediados de ese mismo año graban para el sello Mandioca el tema "Territorio Prometido" que es incorporado en el LP compilado "Mandioca Underground" (MLP 331).
Un par de meses después graban los dos temas de su segundo simple que es editado en Mandioca y posee una tapa color roja con la silueta de los músicos en negro.

En enero de 1970 la banda se disuelve y todos los integrantes menos Ro Alvarez forman el grupo "Victoria", que editaría mas tarde un par de simples por el sello Disc Jockey.

LUIS ALBERTO SPINETTA - UNA VIDA HERMOSA


MIGUEL GRINBERG

1ra. Edición:
2015
Editorial: Editorial Atlantida  
Prólogo: Sin Prólogo

“Periódicamente de modo sutil y persistente nacen en este planeta individuos predestinados a crear puntos de referencia singulares, todo ellos afinados en una única perspectiva: la evolución de nuestra atribulada especie. No vienen a reproducir las formas tradicionales sino que son portadores de semillas de cambio social y esclarecimiento existencial, como simples seres de luz en tiempos de oscuridad colectiva. Luis Alberto ha sido uno de ellos”, dijo Grinberg en una nota concedida a Radio Télam.


Para Grinberg, su libro "es una lectura existencial de Spinetta. No es una biografía, un anecdotario, un calendario ni un culto. Son -las definió- postales de momentos de intimidad, fragmentos de poesías y fotos inéditas. Este libro es un viaje”.

“El titulo de “Una vida hermosa” surge de una entrevista que le hice para mi libro “Como vino la mano” donde Luis dijo que “crear una obra hermosa exige antes una vida hermosa, no es al azar sino que se edifica paso a paso porque Luis Alberto era un fertilizador de almas”.

Al ser consultado sobre las expectativas en torno a la publicación, Grinberg, una intelectual fundamental en los inicios del rock argentino, dijo que esta "preparado para este lanzamiento, con la expectativa de ver como es recibido porque no me ocupe de hacer una biografía, calendario, anecdotario, discografía sino que la proximidad con Luis Alberto me permitió conocer al ser que estaba detrás del nombre".


 "Lo quise retratar con la palabra desde su poesía, sensibilidad y la simplicidad como la de todos los grandes”, resumió el periodista.

En ese sentido, señaló que “me dediqué a la poesía del 'Flaco' porque las letras están popularizadas y el publico tiene sus preferencias y porque por cada uno que compró su libro 'Guitarra negra' hay 100.000 que compraron un disco, entonces está en minoría".

Y en tono íntimo abundó que "el hecho de ligarlo con la poesía me permitió recomponer los momentos que compartimos con Luis Alberto desde el principio de Almendra”.

Sobre la forma en que se conocieron, Grinberg narró que “yo era redactor en vías de convertirme en pro-secretario de redacción de la revista Panorama. Un día, vi un muchacho al que no conocía en la puerta de entrada. Era Ángel Del Guercio -hermano de Emilio-, que en esa época le hacía la prensa a un grupo nuevo llamado Almendra y venía a traerme el primer simple del conjunto. Fue así que me invitaron a un recital en el teatro Payró y así comenzó una relación”.

En esa línea, Grinberg evocó reuniones literarias con el músico como "los encuentros de rockeros en el Parque Centenario en el 73, la presentación de 'Artaud' en el Teatro Astral, de la cual fui productor, y hasta los primeros momentos de Invisible donde me pidió que me pusiera dentro de "Elmo lesto", un muñeco incomodo que bailaba en los recitales".

“En su obra poética encontré un mensaje definido de iluminación, por eso debe divulgarse. Vivió en sintonía con las esferas donde se incuban los mejores sueños de la humanidad, aunque algunas veces se topaba con algunas de las más traumáticas pesadillas de una cultura en descomposición", sostuvo.

Al recorrer el territorio en el que Spinetta plasmó su poética, indicó que "consolidó su magna obra oscilando entre un caos estructural y una zona de ilimitado deslumbramiento. Aquí es donde se anidan y asimismo vibran las musas de los poetas, las armonías de los músicos y las visiones de los profetas. Que están a disposición de quienes se predispongan al contacto, a la impregnación energética que conocemos como “estado inspirado del alma”.

Sobre la forma de Spinette de vincularse con el rock, Grinberg consideró que para "Luis, el rock no sería un protocolo cerrado, un marco estilístico rígido al que constreñirse, sino, más bien, un océano en el que navegar con sus propios barcos. De hecho sus canciones más asimilables a un rock estricto ('Rutas argentinas', 'Blues de Cris', 'Me gusta ese tajo'), más allá de algunos rasgos tan personales como inevitables, suenan casi como ejercicios de estilo".

"El Spinetta clásico -vislumbró- está, en cambio, en esos temas donde puede detectarse una zamba, o la lectura de un vals leído por Bill Evans, o un fraseo piazzolleano, y donde, sin embargo, nada es, nunca, exactamente igual a sus fuentes".

"¿Dónde poner 'Ella también', 'Los libros de la buena memoria', 'Seguir viviendo sin tu amor' o 'Durazno sangrando'? ¿Cómo ubicar a 'Credulidad', 'La cereza del zar', 'Starosta el idiota', 'Dulce tres nocturno', 'Serpiente (viaja por la sal)' o 'Cantata de puentes amarillos'?", se preguntó.

Y Grinberg se respondió: "caben en el llamado rock nacional sólo porque Spinetta decidió circular por allí y porque, curiosamente, aunque el género tomó muy pocas de sus enseñanzas, lo consideró siempre su maestro".

UN MAR DE METALES HIRVIENTES


Crónicas de la resistencia musical en tiempos totalitarios (1975-1980)


MIGUEL GRINBERG

1ra. Edición: 2015
Editorial: Gourmet Musical
Prólogo: Miguel Grinberg



"La belleza es un mar flagrante de metales hirvientes, y solo es belleza si el cocinero se aleja prudentemente y sabe las manipulaciones. Si no sabés los procesos, se convierte en una lava hirviente que te quema el rostro y te destruye” - Luis Alberto Spinetta.

Un periodista heterodoxo, en el marco de un diario argentino sujeto a la censura castrense, halló la manera de expresar casi diariamente el ansia de libertad y creatividad de una generación de artistas dispuestos a no ser intimidados por la represión y mucho menos silenciados por la censura que imperó en nuestro país durante los años del llamado “terror azul”.

Miguel Grinberg, crítico musical y poeta, especialista en temas generacionales y movimientos contraculturales, concretó en las páginas del matutino porteño La Opinión una artesanía de la expresión indómita, con énfasis en las propuestas libertarias del rock autóctono y de otras de las músicas renovadoras de la época.

El debut de Serú Giran, la reunión de Almendra, los numerosos festivales de rock y la actividad de MIA, Los Jaivas, Alas, Nito Mestre, Raúl Porchetto y tantos otros músicos hoy famosos algunos y otros ya no tanto; las experiencias de Aquellare, Spinetta y León Gieco en España, Estados Unidos y Latinoamérica; los nuevos tangos de Astor Piazzolla y Rodolfo Mederos; la difícil relación de la música y los medios de comunicación; los altos y bajos de la industria musical, son solo algunos de los numerosos temas que abarcan estos textos.

Este libro, recopila por primera vez una selección de críticas, crónicas, entrevistas y otros textos clave para entender el desarrollo del periodismo, la cultura y la música popular, así como de la vida cotidiana durante la última dictadura militar entre 1975 y 1980.